Metodología E - learning para Empresas

19.09.2019

"En la Era Digital, lo más prudente es atreverse"- Shimon Peres

¿Qué es el e - learning?

Es una metodología educativa que a través de Internet permite la comunicación tanto síncrona como asíncrona entre profesores y alumnos. La clave de este sistema es la importancia del estudiante: pasa a ser el centro del sistema formativo, siendo partícipe y autogestionando su propia formación, con la orientación y control de los profesores. Esta plataforma educativa a través de Internet contribuye al incremento de la formación por permitir estudiar a personas que no podrían acudir a un curso presencial. Una de las claves del funcionamiento del e-Learning es la creación de aulas virtuales que gestionan tanto la interacción entre los participantes como la gestión del contenido del curso formativo. Todos los recursos disponibles con un sólo click.

El e-Learning permite crear un clima y un ambiente formativo fluido en el que se enseña con un sistema completamente distinto. Se deja atrás la sensación de aislamiento e incomprensión de los sistemas de aprendizaje a distancia tradicionales de los últimos años.

Tipos:

Asynchronous e-Learning. Este aprendizaje se centra en el estudiante, en contraposición del enfoque tradicional que se centra en el profesor. En el mundo digital presenta grandes oportunidades gracias a las web y a la interacción en línea que permite a los usuarios:

- Formación de manera virtual al ritmo que desees.

- Formación digital.

- Acceso a foros de discusión y wikis especializadas.

- Resolución de dudas.

Synchronous e-Learning. A veces se define también como aprendizaje en línea. En este aprendizaje se requiere la implicación del estudiante y un instructor o guía que colabore conjuntamente en un tiempo preestablecido anteriormente. Para efectuar la interacción entre alumno y profesor se utilizan herramientas web que permiten conferencias online a tiempo real en las que interactúan mediante voz o vídeo y voz. A diferencia del aprendizaje Asynchronous e-Learning, la interacción de los agentes es en directo, lo que permite mayor interacción cara a cara y respuestas más rápidas.

La formación en las organizaciones: los nuevos enfoques

La formación e-Learning puede aplicarse con diversos enfoques dentro de una empresa dependiendo del perfil de cada empleado para optimizar su aprendizaje y retroalimentar la formación con el resto de compañeros. En este sentido, se puede aplicar un enfoque autoformativo o un enfoque participativo:

ENFOQUE AUTOFORMATIVO

• El profesor es el centro de tu aprendizaje.

• El autor te enseña lo que sabe.

• La enseñanza se centra en los contenidos.

• Se memorizan los contenidos.

• Te evalúan con exámenes.

• Recibes un feedback académico y estandarizado.

ENFOQUE PARTICIPATIVO

• Tú eres el protagonista de tu aprendizaje.

• El experto gestiona y potencia lo que aprendes.

• Lo importante es cuánto aprendes.

• Aprendes a resolver problemas potenciando tu pensamiento crítico.

• No hay exámenes: lo que aprendes lo tienes que demostrar en casos.

• Obtienes feedback personalizado y real de profesionales de la industria.

La necesidad del e-Learning empresarial

El e-Learning no pretende quedarse sólo en el ámbito educativo tradicional, sino que busca traspasar las aulas hacia el sector empresarial. Las empresas contratan trabajadores cualificados, pero para progresar y crecer buscan que se sigan formando continuamente, y si la formación la controla y dirige la empresa aún mejor para los intereses corporativos. De eso trata el e-Learning, de integrar la gestión del capital humano con la gestión del conocimiento.

Es una modalidad de enseñanza virtual y a distancia centrada en las entidades e instituciones que deseen mejorar la formación, la gestión del capital humano y su rendimiento.

Las ventajas de la formación e-Learning en la empresa

A la hora de decirse por el tipo de educación, es fundamental tener en cuenta que un plan de formación online no difiere en absoluto de un plan de formación ordinario. Por un lado, hay una etapa de análisis interno para identificar carencias a nivel de competencias y habilidades en cada departamento con el objetivo de establecer el "hueco existente" que hay que cubrir. Y por otro lado nos encontramos una fase consecuente en la que decidiremos cómo satisfacer esa necesidad de conocimiento en cada uno de nuestros departamentos. Entre las muchas herramientas con las que puede contar una compañía, la formación online es una de las metodologías que más beneficios supone a las empresas y una de las más utilizadas entre las compañías, según saca a relucir un informe elaborado por la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (AEDIPE) las principales ventajas que aporta la aplicación de esta metodología en el ámbito empresarial son las siguientes:

• Se aprende más con menos esfuerzo. Según un estudio elaborado por Brandom Hall, es necesario un 40% menos de tiempo para aprender lo mismo y según el Resarch Institute of America se incrementa un 60% la retención de conocimiento.

• Menor coste. Los costes de poner en marcha un curso online son de media un 30% inferiores a los de la formación presencial. Según fuentes propias de IBM, está empresa ahorró 200 millones de dólares después de cambiar su plan de capacitación a uno de e- Learning.

• Idénticos resultados formativos. En un informe elaborado por el Departamento de Educación del Gobierno de EEUU se determinó que los alumnos alcanzan objetivos de aprendizaje similares en la formación online y presencial, siendo en algunos casos superior el de la formación online.

• Empleados motivados. Al ser una metodología de aprendizaje que permite al alumno interactuar directamente con los medios y colaborar en línea, aumenta su compromiso y mejora los resultados.

• Otorga libertad y flexibilidad al proceso de aprendizaje.

• Ofrece diversidad de recursos y técnicas de aprendizaje que se adaptan a cada estudiante.

• Permite la total interacción entre tutores y alumnos. Además, el tutor pasa de ser un simple transmisor de conocimientos asumir el rol de gestor de aprendizajes.

• El alumno es parte activa del proyecto de aprendizaje. Participa en la construcción de conocimientos y contenidos. Es la clave del proceso educativo.

• Desaparecen las barreras espacio-temporales. Accesibilidad completa e inmediata a los contenidos desde cualquier lugar.

• Diversidad de plataformas y herramientas de comunicación. La comunicación y la colaboración es constante gracias a los foros, correo, chat, wikis, herramientas de trabajo en grupo y recursos audiovisuales.

El e-Learning es una gran oportunidad de aprendizaje para las empresas ya que ofrece un gran abanico de formación y homogeneización de conocimiento entre empleados con distintos niveles formativos. Se facilita el intercambio de transferencia de experiencias y aprendizajes de unos y otros a través de la herramienta del campus virtual.

Además de todos estos beneficios, la formación e-Learning:

• Facilita la distribución y la actualización del material formativo.

• Personaliza la formación de cada empleado.

• Permite conciliar el trabajo con el aprendizaje.

• Mide el progreso profesional de cada empleado.

• Permite hacer mentoring con cada empleado.

• Supone una solución económica a las necesidades formativas.

• Enriquece el aprendizaje con recursos interactivos.

• Mantiene incentivados a los empleados.

Por qué una empresa tiene que invertir en e-Learning 

Una de las eternas preguntas empresariales es la de cómo reducir los costes de la formación corporativa. El paso o transición de la formación cara a cara a la formación e-Learning es una inversión que reduce drásticamente los gastos corporativos.  Independientemente del sector de la industria o de la dimensión económica de la empresa, cualquier organización siempre tiene el objetivo principal de reducir sus costes pero seguir mejorando los resultados. Una de las áreas más clave y que más descuidan las empresas es la formación de los empleados.

Fomentar el desarrollo de habilidades y entregar información corporativa a los trabajadores es una inversión necesaria. Sin embargo, ¿hay una manera sencilla de reducir costes y al mismo tiempo invertir en la especialización de los trabajadores para incrementar su eficiencia?  La respuesta está en el e-Learning. Promover la formación online no sólo permite asignar recursos  valiosos a otras áreas del presupuesto, sino que también permite que el proceso en el que se forman los trabajadores sea más analizado y cuantificado, que dispongan de más recursos y, en definitiva, que sea más eficaz.

Lenys Contreras
Lenys Contreras